domingo, 3 de mayo de 2015

...

Se que muchas personas utilizan los blogs  para poder descargarse, como también lo utilizan para hablar sobre lo que más le gusta como Moda, Juegos, Deportes, etc. 

 Pero hoy no vengo a hablarles de Libros ni tampoco de la peli "50sdg". Hoy, mis lectores invisibles, vengo a hablarles de como llevo eso del "Amor"

Y dirán que soy pequeña. Dirán que todavía no viví nada (aunque viví demasiado) Dirán
muchas cosas. Pero yo vivo el amor todos los días, es más, convivo con él. Lo conozco. Cada rincón que uno pueda encontrar en el amor, todo vi. Todo sentí. Hoy vengo a contarles. Que amo con toda mi vida, y ahí es cuando me doy cuenta de que mi vida vale la pena. Por el amor. Todos tenemos amor en nuestras vidas, hasta el que piensa que no tiene amor, ahí está, escondido. Yo que pensé que nunca lo vería, lo vi. En muchas partes, en pocas partes. ¿Y les digo algo? Se siente bien, se siente mal. El amor trae muchas cosas escondidas. Felicidad, tristeza, sorpresa, miedo, primeras veces. Tiene un "Hola" y tiene un "Adiós". Y no todos esos "Hola" son felices y no todos esos "Adiós" son tristes. El amor, que siento cada día, ese es amor. Aquel que me abraza, invisiblemente. Que me besa, a la distancia. Y aún así lo siento, lo presencio. Amo ese amor de locura. Ese amor que no tiene límites, ni finales. Ese amor, que a pesar de la oscuridad, sigue ahí, iluminándome. Ese amor que me demuestra que nada es en vano, ese que me indica que es lo bueno y lo malo. Porque yo nunca supe como vivir de mi misma, siempre me creía derrotada. Porque el amor está ahí conmigo, para levantarme en esos momentos. Para tenderme la mano en momentos difíciles. Y a pesar de todo, yo sigo creyendo en el amor. Sigo amando el amor. Porque es mi fuerte, mi única forma de vivir. Porque así me siento feliz, así me siento libre. Me siento yo misma. Y todo, gracias al amor. 

Hasta otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario