jueves, 5 de junio de 2014

Mil Perdones+Relatos.

Hola a Toditos, les debo mil perdones por no haber publicado ayer, lo siento mucho me dormí. Así que hoy les voy a compensar con lo que les debo, el Relato de miércoles, no es mio porque no tenia tiempo para hacerlo. Espero que lo disfruten.

Atte.: Macarena.

                                La adolescente rebelde por amor


Vivía, en una casa de campo, con sus padres y todos sus hermanos, los que eran muchos, era una familia que muchas tierras tenía y los padres si tenían a todos sus hijos en casa, era porque no los dejaban salir a ganarse la vida, mientras no se casaran con quien ellos querían, sobre todo las mujeres, que eran mayoría.
Aquellos padres, querían casar a todos sus hijos, con personas que tuvieran bienes terrenales, que a ellos les complaciese, pues de ninguna manera aceptaban que se casaran con pobres. Por eso, ya ellos le señalaban con quien tenían que relacionarse, todos ellos hacían caso a sus padres, de esa manera, se fueron casando con quien a ellos le agradaba, aunque fueran unas parejas amañadas, así, el amor en aquellas bodas era lo último que importaba.
Una vez casados todos los mayores, solo quedaba la más joven, a la que le tenían preparada su pareja, él que heredaba muchas tierras, pero poco agraciado, además no era muy listo, pero ella que estaba enamorada de un chico pobre, pero guapo e inteligente (él que no se lo aceptaban), se negaba a salir con el chico que le decían sus padres. Así aquella chica tenía problemas en su casa y las discusiones con sus padres se sucedían. Hasta que un día cuando aún no era mayor de edad, huyó de casa en compañía de su amor al que no quería perder. Los padres denunciaron la desaparición y en compañía de la Guardia Civil no pararon hasta que la encontraron, de nuevo la joven en casa, pero seguía en sus trece de que ella solo se casaría con su chico. Hasta que los padres cedieron y la moza fue feliz con el hombre al cual amaba.

Por: Jesús A.

Fuente: CortoRelatos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario